Voluntariado en Bolivia EcoAldea gratis – Comunidad Janajpacha

Voluntariado en Bolivia

 

Janajpacha, significa paraíso en quechua, es un Ashram chamánico creado por Chamalú, una escuela para aprender a vivir que recupera las sabidurías ancestrales. Un paraíso natural que te ofrece programas para bucear en tu océano interior, posibilitando una nueva forma de ver tu vida atravesando por un profundo auto-conocimiento y transformación en conexión con la naturaleza, la meditación y las prácticas milenarias.




El Voluntariado en Bolivia Janajpacha, es una comunidad situada en el pueblo de Marquina en el municipio de Quillacollo cerca de la gran ciudad de Cochabamba en Bolivia.

 

Se trata de un lugar de grandes hectáreas de terreno delimitado por unos muros, donde al entrar, te encuentras con un mundo aparte; grandes prados verdes, casetas curiosas, abundante vegetación y dos llamas libres que andan por ahí. La Eco Aldea que todos buscamos, dónde no se tiene que pagar nada para ser voluntario y el alojamiento y la comida son gratuitos.

 

Voluntariado en Bolivia

¿Como llegar y concretar nuestra llegada al Voluntariado en Bolivia?

 

Des de la terminal de buses de Cochabamba, justo a la salida, se toma un bus dirección Quillacollo. Una vez dentro puedes informarle al conductor que te deje en la Plaza Bolivar. De allí caminas, 1 cuadra y media y coges una “combi” dirección Marquina (cualquiera sabe dónde están). Al subir, preguntas por el Planeta de luz y el conductor se para justo en la puerta. Todos saben donde está.

 

Para concretar un Voluntariado en Bolivia deberemos escribir un mensaje privado en la página de facebook Janajpacha presentándonos y pidiendo una estadía en la comunidad. -nos van a responder al poco tiempo; en la comunidad disponen de Internet.

 

 

¿En que consiste el Voluntariado en Bolivia?

 

Las principales actividades en las que puedes ofrecer tu trabajo como voluntario son las siguientes:

 

  • Huerto y mantenimiento de la comunidad.
  • Cocina

Y si dispones de ordenador y/o cámaras fotográficas propio también puedes trabajar en:

  •  Maquetación de libros
  •  Creación y edición de vídeos
  •  Marketing/Redes Sociales
  • Traducción de textos

 

Voluntariado en Bolivia

 

El Voluntariado en Bolivia Janajpacha es un lugar donde hay ciertas cosas muy establecidas y otras no tanto. Nuestra intención era encontrar un sitio donde poder hacer voluntariado, pero al mismo tiempo, encontrarnos con actividades/talleres para como dicen ellos en su descripción “posibilitar una nueva forma de ver tu vida atravesando por un profundo auto-conocimiento y transformación”, lo cual no fue así del todo.

 

Lo que si que está establecido son unas ciertas normas que debes de cumplir; no fumar, no tomar bebidas alcohólicas, ningún tipo de droga, comer sólo comida vegetariana, despertarse a las 6 de la mañana y ofrecer 4 horas de voluntariado al día durante 5 días de la semana…

 

Lo que no está establecido es ningún tipo de horario de actividades para hacer conjuntos, o en solitario tal como yoga por ejemplo. Aun así, en los 15 días que estuvimos, hicimos alguna interesante actividad que surgía de forma espontanea.

 

Voluntariado en Bolivia

Lectura y bailes en el Voluntariado en Bolivia

 

Casi todas las noches nos reuníamos voluntarios y residentes para leer un fragmento de alguno de los libros que Chamalú, el creador de Janajpacha, ha publicado. Después de esa lectura, compartíamos opiniones y puntos de vista entre todos los presentes. Al finalizar, solíamos poner música de manera aleatoria, y juntos en círculo y agarrados de las manos bailábamos libremente.

 

Reuniones con Chamalú

 

En los 15 días que estuvimos, Chamalú vino 2 o 3 días a hablarnos sobre algún tema de su “filosofía de vida”. Temas como; la educación de los niños, el cambio interior, la sociedad…

 

Fue interesante y una oportunidad para nosotros de escuchar reflexiones y opiniones de otros sobre temas que nos inquietan por dentro. Aunque nos supo a poco; en estas ocasiones las reuniones eran fugaces y aunque Chamalú, siempre dedicaba un espacio a preguntas, solía responderte algo que no tenia nada que ver con lo que le cuestionabas. Por lo general siempre terminaba hablando del cambio de vida que la humanidad puede dar pero sin detallar y proponer la forma de hacer ese cambio.

 

Suponemos que el problema era ese, poníamos en duda algunas de sus enseñanzas o, quizás, tampoco sabría darnos todo lo que queríamos escuchar de un enigmático proceso para alcanzar sus prometedores resultados.

 

Voluntariado en Bolivia

Ritual de la Luna

 

Una reunión ritual exclusivamente para mujeres, celebrada los días de luna llena, donde se compartía todo tipo de dudas, consejos y opiniones sobre temas que giran alrededor de las mujeres. Se considera que no se puede explicar demasiado sobre lo que pasa en este ritual, ya que es único, pero Gisela os asegura que hubo un pequeño antes y después, una vez finalizado. Por toda la experiencia, todo el proceso y toda la intención que pusimos, Gracias.

Ritual del Sol

 

Esta fue una reunión ritual exclusivamente para hombres. Todos los hombres que aquel día estábamos en la comunidad Janajpacha fuimos invitados a participar al Ritual del Sol. Sabemos que el sol desprende la energía masculina y que, a veces, hay cuestiones de la profundidad masculina que sólo los hombres podemos entender. En ese ritual se hizo una meditación conjunta para después abrir un espacio de conversación dónde se abordaron temas diversos de la masculinidad y lo que implica ser un hombre en el aspecto más profundo de nuestra alma.

 

Cómo en el Ritual de la Luna, este fue un espacio único, personal  e irrepetible. Sólo formando parte de el podríamos compartir con detalle nuestras experiencia vividas; por esa razón evitamos concretar los aspectos que en aquel preciso momento salieron a la luz.

 

Voluntariado en Bolivia

Tiempo libre en el Voluntariado en Bolivia

 

Además de estas actividades, y de nuestras horas de trabajo como voluntario durante la mañana, nos quedaban horas libres durante la tarde para disfrutar del lugar, compartir con los demás voluntarios o simplemente haciendo las cosas que a uno le gusta, como también no haciendo nada, estando y sintiendo.

 

En este aspecto, Janajpacha nos dio la oportunidad de conocer primeramente a Uri y Martina con quienes creció una rápida gran afinidad y compartimos muchos momentos en los que más tarde también compartiríamos con Nina y Silvia. Janajpacha fue también una gran ocasión para de dedicar-nos tiempo a nosotros mismos, a nuestros sentimientos, a nuestros sensaciones de 4 meses de viaje ya recorridos y arrancar con fuerza hacia los siguientes destinos que nos esperaban.

 

Comida y Alojamiento en el Voluntariado en Bolivia

 

La comida de Janajpacha se basa estrictamente en una dieta vegetariana. Por lo general, no es muy variada y muchas veces escasa. Aunque, siendo voluntarios de cocina podemos cocinar lo que nos apetezca y la cantidad que consideramos normal para los asistentes. En realidad, si alguno de los días que estuvimos no se cocino suficiente cantidad de comida, fue porque no se calculó bien el numero de personas que íbamos a comer.

 

El horario de comida se cumple estrictamente. El desayuno a las 07.ooh de la mañana, el almuerzo a las 13.00h y la cena a las 19.00h.

 

No es obligatorio comer en Janajpacha, cada persona es libre de avisar y comer fuera, en Quillacollo por ejemplo, la ciudad más cercana. Se agradece cuando uno no es vegetariano, poder salir y comerse un buen asado. Cuidado con el estomago, el cuerpo se acostumbra y después…

 

Janajpacha es un lugar enorme, por lo que tiene muchas plazas para hospedarse. Actualmente, los voluntarios se alojan en una casa redonda, con unas 8 o 9 habitaciones, su baño compartido y su bonito porche. Las habitaciones son de 4 personas, aunque normalmente se adjudican por llegada, y si sois dos, dispondrás de una habitación de 4, para vosotros 2.

 

En Janajpacha, casi todas las construcciones son circulares, diseñadas previamente para así crear un buen flujo de energía. Nada está hecho al azar. Otras construcciones parecen obra del arquitecto Gaudí, con sus curvas y movimientos. La verdad es que se necesita una tarde para andar por todo el recinto y encontrarse con cada pequeña construcción que de seguro te sorprende. Entre ellas, encontramos un hotel, un teatro, una biblioteca, casetas de madera, 3 o 4 baños, una piscina (sin uso actualmente), las duchas, que están al aire libre, el huerto y seguro que alguna cosa más que nos dejamos por descubrir…

 

Voluntariado en Bolivia

 

Actualmente, Janajpacha no está en su máximo esplendor, la cantidad de personas que residen allí y la cantidad de voluntarios que permiten es baja en comparación con el potencial que tiene la comunidad. Muchos de los espacios antes citados, están en desuso. Mientras estuvimos allí, entre todos los voluntarios, solíamos imaginarnos como había sido ese lugar, lleno de gente, de movimiento y de vitalidad. Pero somos optimistas y creemos en que puede volver a ser lo que era.

 

Les invitamos a conocer la comunidad y a formar parte de ella. Igual que todos somos diferentes, a cada uno le puede aportar muchas cosas diferentes. Además, estamos seguros que con las suficientes personas que cuiden de ella, Janajpacha tiene un futuro prometedor!




 

Esperemos que les haya ayudado a conocer un poco más esa comunidad o a decidir conocerla personalmente. Si alguien ha formado parte de ella durante un tiempo puede contarnos su experiencia dejando un comentario!

Igualmente, si alguien quiere ir pero le siguen surgiendo dudas que no salen en el POST puede preguntarnos dejando un comentario!

 

Voluntariado en Bolivia

 

Seguramente te interesa … 

 

La Guía más completa al Salar de Uyuni

Vive la ciudad de la Paz en Bolivia

Cómo ampliar el visado de turista en Bolivia

Isla del Sol – Tierra sagrada en el Lago Titicaca

Copacabana – Parte boliviana del Lago Titicaca

 

 

Si tienes pensado viajar por más países en América del Sur, no te pierdas todos los destinos que tenemos para ti. Los mejores lugares que hemos pisado con todos los datos y consejos que necesitas.

 

Voluntariado en Bolivia Voluntariado en Bolivia

 

 

 

 

Voluntariado en Bolivia

¿Te atreves a volar? ¡Sigue nuestras aventuras por correo electrónico!

 




 

 



14 Comments

  1. catalina portela

    Hola , quiero saber si hay algun voluntariado para el 2018 . Quisiera saber a donde tengo que comunicarme para que puedan pasarme informacion, muchas gracias!

  2. mariano

    que bueno q sea gratuito, muchos vijaeros no tienen dinero…me han comentado que es bonito y q va todo bien mientras no esta CHAMALU ya q el esta en viaje muchas veces,q se respira otro aire cuando esta EL y q hace mucho incapie en las mujeres ,q busca una especie de HAREM
    quisiera su opinion y si sabes cuanto es el tiempo maximo q se puede estar?
    si te parece un lugar para quedarse mucho tiempo?
    y si hay actividades por las q realmente valga la pena ir
    muchas gracias

    1. Hola Mariano, antes que nada gracias por dejar tus dudas en un comentario.
      En Janajpacha pasamos dos semanas. Trabajábamos por la mañana de 8 a 13h. Roger en la huerta y Gisela en disseño gráfico. El entorno es precioso y la verdad que dan ganas de quedarte a vivir allí. Descubrimos este lugar por internet y nos gustó mucho. Pero la verdad es que vimos como lo que aquello había sido, ya no lo era. Sentimos que se encontraba en un periodo de cambio. Por las tardes los voluntarios hacían lo que querían. Pero no había tantas actividades como nos hubiera gustado. Se hacían reuniones de toda la comunidad unas 3 veces por semana, después de cenar. Compartíamos ideas sobre la vida y cada uno era libre para expresar su opinión al respeto; otras noches bailábamos con música con la intención de dejar volar nuestros cuerpos y mentes a otro lugar. Mientras estuvimos nosotros, las mujeres hicieron el ritual de la Luna y los hombres el del sol, fue interesante.
      Más allá de eso, durante esas dos semanas chamalu vino un par de veces. Simplemente venía, nos reuníamos y el exponía ideas sobre la vida y sus libros. Estos días eran diferentes. La gente no se mostraba tan abierta porqué Chamalú imponia su palabra y más que un espacio en el que compartir se convertía en una mini conferencia. En realidad estaba media hora y se largaba.

      Respeto a eso, no le dimos mucho hincapié y simplemente pasamos del tema. Decidimos vivir nuestra experiencia obviando si este señor venía o no venía. El lugar tiene una energía tremenda e inspira a vivir en paz. No sabemos como estará la situación ahora después de algo más de un año de nuestro voluntariado. Es por eso que animamos a todos los que lo visiten a dejar su opinión para que otros interesados puedan estar bien informados.

      Respeto al tema de las mujeres, no sentimos para nada esa intención. Es más, como te dije, él prácticamente no estaba y nosotros dejamos de ir a sus cortas reuniones y nos quedábamos disfrutando de una linda noche al aire libre. Nos quedamos 2 semanas, pero otros voluntarios estuvieron más tiempo. Eso tendrías que preguntarlo directamente. Es un lindo lugar para alejarse del mundo y vivir en paz y armonía, más allá de la experiencia de cada uno con las personas que se encuentren en el lugar en ese momento. Nosotros tuvimos suerte y pudimos compartir buenos momentos con los otros voluntarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *